Los medios (tradicionales y nuevos) son la competencia de los blogs 1

Esto parecerá la amarga queja de un blogger que vivió la época dorada y que ahora ha visto cómo su tráfico desaparecía, en parte lo es.

Sin embargo sólo quiero dejar constancia de que conozco el problema pero no tengo la solución.

En 2002/2003 cuando comenzamos con este blog (que cambió de nombres a lo largo de los años) los medios tradicionales apenas si se asomaban a internet, tenían su web pero no eran ni mucho menos los brutales generadores de contenido que son ahora, no hacían mucho más que reproducir la edición impresa en online.

Con el paso de los años los bloggers detectamos un hueco, un nicho, las noticias que realmente importaban a la gente no estaban en los medios: nadie hablaba de si tal serie era una mierda, de si fulana de tal estaba liada con uno o con otro, o si tal había salido en una revista masculina medio en pelotas, ahí estábamos nosotros para replicar lo que leíamos fuera en español.

Sin embargo de unos años para acá, sobre todo con la llegada de medios como The Huffington Post o Buzzfeed el contenido que nosotros hacíamos pasó a hacerse mainstream, pero no gracias a nosotros, sino que los medios tradicionales (o sus compañías madres) absorbieron nuestras tareas para dárselas a becarios o periodistas muy jóvenes, a veces incluso sin pagarles.

A día de hoy no se puede luchar contra estos medios desde la mesa del comedor de casa, es imposible.