Placeres culpables: Por 13 razones 1

No soy fan de las series de adolescentes, porque ya tengo una edad, pero de vez en cuando me dejo caer por la sección millenial de Netflix y en esta oportunidad nos hemos enganchado con 13 Reasons Why.

Por trece razones empieza el día en que Clay Jensen (Dylan Minnette), se encuentra una misteriosa caja a su nombre en la puerta de su casa. La caja contiene unas cintas grabadas por la chica que le gustaba de su clase —Hannah Baker—, que se suicidó hace dos semanas. En ellas, Hannah explica los trece motivos por los que decidió quitarse la vida. A través de los dos narradores, Hannah y Clay, Por trece razones dibuja una historia compleja y desgarradora sobre la vida adolescente que afectará profundamente a los espectadores. Basada en el best-seller.

La serie ha generado una gran controversia por tocar temas tan delicados como el bullying, las agresiones sexuales y el suicidio adolescente lo que ha llevado a Netflix a crear recursos de apoyo para quienes se puedan sentir «tocados» por la temática de la serie: hay una web en decenas de idiomas, vídeos de los protagonistas de la serie y mucha información en diferentes formatos.

Placeres culpables: Por 13 razones 2
Placeres culpables: Por 13 razones 3

Mi opinión

La serie es melodramática a más no poder, si no estuviese en Netflix podrían ponerla de lunes a viernes a las 15 en Antena3 tranquilamente. Los personajes son planos a más no poder, los tienen ahí para hacer lo que pide el guión, pero no tienen profundidad, pasan de una emoción a otra como si nada.

Además Hannah es la chica con más inquietudes del instituto, y con más mala suerte, el resto de alumnos sólo se dedican a hacer el mal.

¿Alguien de más de 30 en la sala que vea la serie?